viernes, 29 de abril de 2016

QUEDA

Cada instante cuenta,
cada latido, cada respiración,

cada ínfimo rincón de la memoria,
cada silencio, susurro, grito,

cada flor iluminando el fango,
cada matiz, cada victoria pírrica,
cada sonrisa, cada cicatriz

graba a fuego, a sangre y a misterio
en cada célula, átomo, galaxia
de este cuerpo sintiente, palpitante
huellas, rastros, estelas, epopeyas.

Escrito está.
Escrito queda.

martes, 19 de mayo de 2015

domingo, 29 de marzo de 2015

viernes, 31 de octubre de 2014

https://www.facebook.com/fernandoluis.perezpoza/posts/10204908922103651?pnref=story

lunes, 7 de julio de 2014

FLORES FRESCAS




Somos camino que se camina a sí mismo, somos el cambiante paisaje del camino, caminamos alegres bajo el sol y la lluvia, bajo nieve y tormenta, sobre hielo que quema, sobre fuego que hiela.

Caminémonos siempre desde el fin al comienzo, tu alma en mi alma, mi cuerpo en tu cuerpo. Caminémonos como si no hubiera un mañana. Seamos, pues, camino, sudor, bastón, posada. Dejemos sobre el polvo huellas jamás holladas.

Seamos luz que alumbra en la noche cerrada. Consumámonos como luciérnagas de nácar, caminantes de sueños, peregrinos al alba.

 Bebamos el rocío de la boca del Cielo que mana hasta la Tierra y sana las entrañas de estos cuerpos que juegan, de estas mentes que bailan, de estas almas que cantan y funden la distancia sin tiempo, sin espacio, dos, uno, cero, nada, y una dicha infinita que sube, crece, estalla y deja flores frescas sobre la almohada y su aroma embriaga y las besas y sientes ese gozo que eres, esa risa que salta.

Bailemos por siempre del fin al comienzo, una sola alma y un solo cuerpo. Estremecimiento que grita en silencio, néctar de los cielos que fluye sin freno.

Esencia de Tí que guarda el misterio que tú y yo sentimos, que tú y yo sabemos, que amamos, que somos y siempre seremos.


sábado, 5 de julio de 2014

OGRO TRISTE



Érase una vez, en un país muy lejano, un ogro triste. Vivía solo en su inmensa soledad amurallada. La infatigable rata insomne del tiempo lo roía lentamente de dentro a fuera, desaforadamente de fuera a dentro, persiguiendo el centro.

-“¡Quítamela, quítamela!”, bramaba en sus peores pesadillas el ogro de mentirijillas.
-“¡Iiiiiiiiiihhhhhhhh!.¡Iiiiiiiiiiiihhhhhhh!, chillaba la rata esquiva, y no se iba.
-Pobrecillo ogrillo, ya no comes niños al ajillo.

-¿y el final feliz, y la boda, y el anillo, las perdices, el vinillo, la risa de los chiquillos, corre corre que te pillo, y la princesita presa en la torre del castillo, el príncipe, el dragoncillo que igual asa un solomillo que se rasca el sobaquillo o empolla los huevecillos?.¿Se los llevó el vientecillo?. ¡O me lo dices o chillo!.¡Iiiiiiiiihhhhh!. ¡Iiiiiiiihhhhhh!.

-Vamos, despierta, pardillo. Sólo ha sido un sueñecillo, pesadilla o pesadillo.
Por matar el gusanillo te atracaste de botillo y un enorme pan de millo.

-¿Y los restos?-
-Se los comieron los grillos.

viernes, 4 de julio de 2014

RAIZAMAS, RAMAÍCES



Insomnemente insomne hiperliteraturizado poseído por musas que no aflojan la presa la escritura me escribe pluscuamperfectamente esdrújula en su esencia divina más acá de las nubes plagadas de ángeles chamuscados por hordas de aviones en celo al centro donde duele adentro más adentro en el centro del centro del metacentro donde las mariposas tocan el ukelele bailan vals y lambada y beben néctar light donde el sol es paella y la luna un guateque de guarismos sin nombre que danzan en la hoguera en que asamos los egos de artistas y filósofos de banqueros con puro y puros desbancados de bellezas sin alma y armas sin armamento con cañón de cemento y balas de caramelo matarifes con rifles detrás del calendario acechando en silencio a cualquier perdulario flor de estercolero que apesta a sudario que grita en las esquinas que corre por los barrios donde las madreselvas van al veterinario donde balas perdidas retornan al armario y así día tras día escribo este diario reciclaje embrionario vómito estrafalario compostaje taller salvaje cavernario amigo imaginario jardín de ideas-flores árbol planetario cuyas raíces brotan al cielo de los pájaros y sus ramas se entierran huyen de los humanos frustración inconsciente trauma de parvulario mi arbolito no sabe lo que tiene de extraño ¿es feliz? yo lo ignoro él parece intentarlo se adapta como puede a este mundo arbitrario sus hojas muertas nunca verán la luz del Sol ni olerán sus raíces a estiércol y a urinario sus antípodas ramas llegaron hasta Australia el calor las cocía y la luz las cegaba gafas de sol arbóreas cubrían sus miradas catedrales de viento las erosionaban anhelaron de nuevo su oscura morada volvieron hacia el suelo retornaron a casa penetraron de nuevo la madre milenaria que acoge y protege que acaricia y abraza ¡vaya orgía de orina!, ¡vaya atracón de caca! había hasta un cadáver un tipo de la Mafia que pronto viajaría en alas de raizamas al antípodo opuesto de su reseca patria crecieron y crecieron mucho más las raizamas mientras las ramaíces aéreas como águilas hartas de vendavales de pájaros y heladas moribundos Quijotes lucidez reencontraban y a su hogar volvían al humus retornaban al orín al estiércol los muertos a la carta los gusanos los topos las topas las gusanas y creciendo y creciendo con el tiempo y las ganas en terrícola centro chocaron las hermanas ¡raizamas ramaíces ramaíces raizamas en infinito abrazo fundieron sus entrañas! y siguieron creciendo la Tierra perforaban y al llegar a la luz al aire y a la nada tras un breve vistazo volvían pronto a casa a la fresca humedad que todas ansias sacia y poblaron así Gaia y sus entrañas raizamas ramaíces ramaíces raizamas y así un solo arbolito con sus raíces-ramas y sus ramas-raíces nuestro mundo cambiaba madera y más madera por doquier pululaba Planeta Madera ahora se llamaba raizamas ramaíces ramaíces raizamas ¡no os andais por las ramas!